Messi convocado para Pekin, pero con dudas !

•julio 7, 2008 • 11 comentarios

Sergio Batista, el entrenador del seleccionado argentino que irá a los Juegos Olímpicos de Pekín, convocó a Lionel Messi y la noticia tuvo fuerte impacto en su club, Barcelona. Barcelona sigue peleando con la selección argentina para que libere a Messi de tener que disputar los Juegos Olímpicos, lo que impediría al delantero jugar la eliminatoria previa de la Liga de Campeones. Pese a que los reglamentos avalan a Messi por ser menor de 23 años, Barcelona no se rinde y anunció que hay conversaciones con dirigentes de la AFA para impedir que su estrella esté en China.

“Nuestro objetivo es acudir a la previa con todos los jugadores, incluido Messi. Entendemos la importancia de jugar una rueda previa. Creemos que tenemos la razón y que el jugador no debe ser liberado por nosotros. Estamos en permanente contacto con la AFA”, explicó ayer Txiki Begiristain, secretario técnico del club catalán.

El mexicano Rafael Márquez logró un premio de 1.000.000 de dólares al ganar el concurso de tiros libres que se celebró en el Reliant Stadium, de Houston. Messi y Ronaldinho tambien participaron, pero fueron eliminados: no marcaron ningún gol en sus ocho intentos.

Punto en la casa de Brasil

•junio 20, 2008 • 2 comentarios

En un partido bastante mediocre y con pocas luces, Argentina y Brasil se repartieron puntos en el estadio Mineirao al igualar sin goles durante los 90 minutos de juego de la sexta fecha de Eliminatorias. Ninguno de los dos equipos supo desequilibrar y romper el cero en el arco contrario, faltaron las ideas, aunque Argentina pudo haberse llevado más. Lionel Messi no pudo marcar la diferencia del partido, aunque fue de lo más movido de los últimos metros y tuvo la chance de hacer el gol del partido en una de las últimas jugadas del encuentro.

Messi comenzó junto a Cruz en la delantera, pero en el primer tiempo no pudo desbordar demasiado al fondo brasileño. Tuvo la oportunidad frente a Julio César en el final de la primera mitad, pero definió de manera errada y muy abierta. No estuvo demasiado activo en los minutos iniciales, pero cambio bastante su juego en el final del choque, cuando se soltó más y pudo evitar a sus marcadores.

En el complemento tuvo mayor movilidad y empezó a arrastrar a varios brasileños. Permanentemente estuvo marcado de cerca por Gilberto Silva. Cuando pudo intentó tocar con Riquelme. A los 23 minutos, otra vez llegó a definir frontalmente contra el arquero brasileño, pero su tiro, sin demasiada dirección, fue controlado por éste. Sobre el cierre del encuentro, disparó desde afuera del área, Julio César dio rebote y nuevamente pateó Leo, pero la pelota se fue por encima del arco. Faltando segundos, Palacio ingresó en su lugar y gran parte del público lo despidió con aplausos.

Esto declaró la Pulga después del partido:

La verdad es que me encantó lo que hizo el equipo. Demostramos que estamos bien contra un seleccionado grande. Manejamos la pelota, corrimos, creamos situaciones y lo pudimos haber ganado hasta en el último minuto

Fuimos superiores a ellos. Dejamos la imagen que no pudimos el otro día contra Ecuador. Y lo hicimos contra uno de los mejores equipos del mundo

Un buen partido de Lionel Messi, acorde con el rendimiento que el equipo argentino ofreció y siendo de lo más punzante. Fue de menor a mayor, empezando algo tambaleante e intermitente y terminando con la chance de materializar una gran victoria y corriendo hasta no dar más.

Messi: “Me parece que estamos armando un gran equipo” !

•junio 15, 2008 • 1 comentario

Fuente: Clarin

En 10 días, Lionel Messi cumple 21 años. Nada más que eso. Pero vale hacer un repaso de un par de vivencias del pibe argentino más famoso del mundo: las marcas deportivas Adidas y Nike se pelearon por vestirlo y hasta hay un juicio millonario entre las empresas; su rescisión de contrato es de 150 millones de euros; Barcelona se desespera para que él juegue la fase previa de la Champions League que es justo en la fecha en la que se disputan los Juegos Olímpicos por lo que allí, parece, no estará; en Venezuela, una chica se tiró de una tribuna para darle un beso; a cada lugar que va con el Barcelona o la Selección Argentina, él es, por lejos, el más buscado de todos los jugadores por la prensa y por los fans por más que en el mismo plantel estén Ronaldinho, Eto’o, Riquelme, Crespo, Verón o Henry; él es Lionel Messi, simplemente quien se prende a la charla.

-¿Cambiarías algo de tu vida?

-Mi vida es bárbara y mi familia es espectacular. Quizás me gustaría caminar por la calle y que nadie me reconociera, no sentirme todo el tiempo observado. Por ahí salís y no te dicen nada, pero te miran de reojo. Pero todo bien. Yo nunca me imaginé tanto reconocimiento. Te juro que hay demostraciones de la gente que a veces no puedo creer. Yo no esperaba una cosa así. Se dio todo muy rápido. Debutar en el Barcelona, la Champions League, salir campeón del mundo con el Sub 20, jugar el Mundial 2006, estar en el Monumental lleno y que griten mi nombre….

-¿Ya te acostumbraste a ser Messi?

-Y sí, uno ya se acostumbró a eso. Por eso a veces me encierro con los míos. Ahí soy uno más y eso viene bien. Ahora, en la previa de estos partidos de Eliminatorias compartí muchas cosas con ellos y eso me hace feliz.

-¿Se puede no pensar en Brasil antes del partido ante Ecuador?

-Esa es la idea. Entendemos que la gente se entusiasme por enfrentar a Brasil, pero antes está Ecuador. Ahí tenemos que tener una buena actuación, ganar y tratar de jugar bien para llegar con fuerza a Belo Horizonte.

-Lo que pasa es que vos mismo siempre hablás de que querés revancha contra Brasil…

-Pero primero hay que ganarle a Ecuador. Al equipo le vino muy bien tener dos semanas de trabajo. Ahora queremos hacer todo bien para que la gente se entusiasme con esta selección.

-¿Y después?

-Yo a Brasil le quiero ganar siempre, imaginate entonces en las Eliminatorias. Con ellos me fue bien en juveniles pero no en mayores. Por eso digo que es hora de ganarles. Perdimos en amistosos y en la Copa América pese a que veníamos jugando bien. Y yo me quedé con bronca.

-¿Pero se puede o no ganarle al poderoso Brasil y en su país?

-Nosotros estamos seguros de que podemos. De eso no tengas dudas. Lo hablamos porque es obvio que en la intimidad eso se charla. Y las ganas que hay de jugar ese partido son tremendas.

-¿Cómo va la cosa con Agüero?

-Bieeeen. Es lindo jugar con el Kun. Y encima jugamos acá en el Monumental. Yo no jugué muchas veces en la cancha de River y con toda nuestra gente. Está bueno. Sergio, además, es mi amigo, y es bueno jugar con los amigos. Nosotros no pudimos jugar tantas veces juntos, y es una buena chance. Por suerte lo de jugar con amigos me pasa también en Barcelona. Y como acá, juego con grandes jugadores.

-Basile intenta poner a todos los buenos jugadores juntos.

-Sí, ¿no? Está bueno eso. Si estamos todos, gana la Selección. Hay variantes y todos corremos para que los de atrás no sufran tanto. Me parece que estamos armando un gran equipo y que hay buenas individualidades para creer en este equipo.

-¿Entendiste por qué se armó tanto lío con el tema de jugar los Juegos Olímpicos y no la fase previa a la Champions con el Barcelona?

-Yo dije que me encantaría jugar las dos cosas. Ojalá pudiera dividirme en dos para estar en ambas partes, ahora tengo puesta la cabeza en las Eliminatorias y es algo que deben resolver entre la AFA y el club. Me parece que se habló demasiado de este tema.

Messi vivirá un día distinto porque hace mucho que no lo pasa junto a papá Jorge en la Argentina: “Me sigue a todos lados, es un tipo de fierro”, se emociona Leo.

“Hace tanto que no paso un Día del Padre en mi país. Ya ni me acuerdo cuándo fue la última vez”, le cuenta Lionel Messi a Olé, en la previa de ese día tan especial para su papá Jorge. El crack argentino sabe lo que es festejar esta jornada tan especial lejos de casa, aunque “siempre con mi viejo, que me sigue a todos lados con mi mamá. Son de fierro”. Desde que Leo es sinónimo de gen maradoniano, esta fecha lo encontró en lugares bien diferentes, pero todos dentro de Europa. En el 2005, el festejo se dio en Holanda, en el preludio del título del Mundial Sub 20. En el 2006, el encuentro fue en la concentración de Herzogenaurach luego del debut mundialista ante Serbia y el regalo fue nada menos que la camiseta con la que hizo su primer gol en la Mayor. En el 2007, el obsequio fueron dos goles en la victoria del Barcelona ante el Gimnastic. ¿Y hoy? “No sé qué le voy a comprar. Ojalá que la Selección gane y que él la pase bien en la cancha, ya que es un enamorado del fútbol”.

Lejos de este ruido mediático quedaron los recuerdos imborrables para la familia Messi. “Lo primero que se me viene a la memoria es que, cuando mis hijos eran nenes, pasábamos siempre el Día del Padre en la casa de mi suegros. Comíamos un rico plato de pasta y los chicos siempre me daban dibujitos y una cartita que firmaban los cuatro”, rememora papá Jorge. Ahora el curso de la vida ha cambiado no sólo porque Leo es el argentino más famoso después de Diego. Es que el padre de la criatura (y la madre) también es abuelo. “Me acuerdo de esas comidas en la casa de mi abuela Celia y que se terminaban cuando nos subíamos a la chata de mi abuelo Antonio y todos nos íbamos a jugar al fútbol a Grandoli”, relata Matías, uno de los tres hermanos de Lionel. Y sigue: “Después de más de cinco años estaremos todos juntos. Vamos a ser un montón y no sólo mi viejo festejará, si no que Rodrigo y yo también. Así que Leo tendrá que comprar varios regalitos, ja”, termina el papá de Tomás.

En este día, Leo recuerda todo lo que su padre tiene que ver con su carrera, ya que fue Jorge quien le consiguió el pase en Newell’s después de que el club rosarino se negara a pagar el tratamiento para su crecimiento, luego preguntó en River y como en el país nadie se la jugaba, lo acompañó a probar suerte a Barcelona. Al final, la historia conocida: el chico revelación, el crack precoz, la confirmación, los goles y la fama. “Sólo quiero verlo feliz”, dice papá. “Mi viejo siempre está”, cierra él, su hijo de 20 añitos.

Argentina 0-0 EE.UU !

•junio 9, 2008 • Dejar un comentario

Hombre de tradiciones firmes, Alfio Basile mostró que también sabe adaptarse al cambio. Satisfecho con el esquema que le dio brillo y eficacia a la Selección ante México, Coco, pese a la tentación de los cambios generosos para ensayar, repitió el 3-4-3 con el que buscará triunfos en la reanudación de las Eliminatorias. Fue ese dibujo el que ayer le permitió a Argentinas lapsos de dominio. Estados Unidos, lejos de una potencia imperial, fue más sólido que México y entorpeció caminos. Sin embargo, con el retroceso de Messi (como lanzador, asistió tres veces a Cruz), la movilidad de Agüero y la capacidad del delantero del Inter para aguantar la pelota y pararse como referencia adelante, la Selección hizo de Howard la explicación al cero. Otro punto de la evolución lo alcanzó en defensa, con mayor coordinación respecto de la presentación frente a los mexicanos, y en la capacidad de los volantes centrales para el primer corte.

Cuando Basile, en el segundo tiempo, dispuso un 4-4-2 (Zabaleta se paró de lateral por derecha y Sosa, como volante por el mismo carril), Argentina perdió fluidez, bajó en sus revoluciones (Messi, aun con inconstancia, rompe la barrera del sonido a su antojo) y dejó grietas en el retroceso. Es más: las aproximaciones pertenecieron a Estados Unidos, que llegó con un par de contras y, antes, en el arranque de ese período, con un cabezazo de Onyewu que devolvió el travesaño (Abbondanzieri le dio una mano con su salida sin cálculo).

Los riesgos de tener una selección “Messidependiente”

•junio 9, 2008 • Dejar un comentario

Se sabe que Messi es un jugador diferente, pero también su documento marca que tiene 20 años y no puede caer toda la responsabilidad del seleccionado argentino sobre sus espaldas.

La gira realizada por Estados Unidos del seleccionado argentino no dejó mucho lugar para las conclusiones, porque quedó demostrado algo que a esta altura parece ser una obviedad: sólo con el talento de Lionel Messi se pueden sostener las ilusiones de este equipo de Alfio Basile.

Pero este equipo de Basile no cuenta con variantes ni de nombres, por la calidad de Messi que son inigualables en estos tiempos, ni tácticas o estratégicas.
Y eso quedó demostrado en el partido amistoso jugado anoche ante Estados Unidos, en el que Messi es cierto que no tuvo una buena actuación, pero con el jugador del Barcelona en cancha el rival está predispuesto de otra manera.
Si Messi juega como lo hizo ante México, el seleccionado argentino tendrá muchas chances de ganar partidos, de gustar y golear, como sucedió en San Diego.
Y si al jugador del Barcelona lo acompañan como lo hicieron el miércoles pasado Sergio Agüero y Fernando Gago, quizás el futbolista de mejor rendimiento en esta gira, las esperanzas y las ilusiones irán incrementándose.
La sensación que quedó en el ambiente es que las chances del equipo sin Messi se reducirán ostensiblemente, porque desde lo individual no se lo puede reemplazar y desde lo táctico este equipo no tiene variantes, llámese jugadas con pelota parada, movimientos de distracción, cambios de frente, etc..
La esperanza de Basile pasa por lo que pueda llegar a rendir Juan Román Riquelme, quien aspira a que potencie la categoría de Messi, algo que puede llegar a darse siempre y cuando el talentoso jugador de Boca esté en buen estado, no como viene sucediendo.
Con Riquelme bien Messi puede llegar a ser mejor aprovechado, porque la pelota le llegaría más limpia como para poder desequilibrar.
Pero con el Riquelme de los últimos partidos en Boca, jugando parado en la mitad de cancha, cansado y a desgano, la situación se podría complicar.
Es probable que el domingo que viene ante Ecuador el técnico argentino ponga un equipo muy similar al que enfrentó a México, con tres hombres en el fondo, cuatro volantes, un enganche (Riquelme) y dos delanteros.
El arquero será Roberto Abbondanzieri, si no ocurre nada raro, la línea de tres la integrarán Nicolás Burdisso, Martín Demichelis y Gabriel Heinze.
En el medio está claro que Javier Zanetti y Maximiliano Rodríguez jugarán bien abiertos, con Javier Mascherano seguro como uno de los “doble cinco”, pero su acompañante no está claro.
Delante de esa línea se ubicará Riquelme, titular indiscutido para Basile, con Lionel Messi y Sergio Agüero, los “chiquitos” como dice el técnico, bien adelantados.
En tanto, es probable que ante Brasil en Belo Horizonte el esquema sea diferente, pasando a defender con cuatro hombres atrás, pero eso recién se develará después del partido ante Ecuador, más teniendo en cuenta que Basile para un amistoso con Estados Unidos recién confirmó el equipo 20 minutos antes del partido.

Riquelme elogia a Messi

•junio 7, 2008 • 1 comentario

El enganche consideró en tanto que Lionel Messi “es el jugador más importante que hay en el mundo, junto con Cristiano Ronaldo. Tenemos la suerte de que sea argentino. Es la gran figura que tenemos. Es el que nos tiene que hacer ganar los partidos”, confió.

Messi: “Jugamos a un gran nivel”

•junio 6, 2008 • 1 comentario
Lionel Messi, la figura del seleccionado argentino de fútbol en la victoria por goleada de anoche ante México, manifestó que todo el equipo jugó en un gran nivel y remarcó que es muy importante que Alfio Basile pueda contar con muchos jugadores.

“Creo que hicimos un gran partido contra México y jugamos en un gran nivel ante un buen equipo, que creció mucho en los últimos tiempos y nos venía complicando cada vez que los enfrentábamos”, señaló Messi.

El jugador del Barcelona fue la figura de un equipo que ante los mexicanos no tuvo puntos flojos, más allá del extraño gol que le convirtieron a Roberto Abbondanzieri.

“A mí me pone contento la actuación del equipo, porque estamos buscando un buen funcionamiento, conocernos mejor y para eso sirven este tipo de partidos”, explicó.

Además de haber sido la figura de la cancha, Messi fue el que cerró una jugada extraordinaria, en el segundo gol del seleccionado argentino ante México, siendo su definición “la frutilla del postre”.

“Fue una linda jugada, que se armó muy rápida, con el centro, con el ‘Kun’ (Agüero) dejándola pasar entre las piernas, por eso estoy contento, pero más por el juego del equipo”, puntualizó.
Pese a su gran actuación ante México, Messi señaló que todavía siente que está falto de fútbol, algo que al menos en el Qualcom Stadium, de San Diego, no se notó.

“Todavía estoy falto de fútbol, pero estos partidos me vienen bien y de a poquito me voy sintiendo mejor”, afirmó Messi, sin ruborizarse porque lo dijo después de deslumbrar a propios y extraños con una formidable actuación.

Basile tendrá en poco tiempo problemas para formar el equipo, no porque falte sino porque de mitad de cancha hacia delante sobran jugadores de categoría, porque a Messi y Agüero hay que sumarles a Juan Román Riquelme, Carlos Tévez, Lisandro López, el mejor jugador del fútbol portugués, y Julio Cruz, quien sigue haciendo goles en el Inter, entre otros.

“Yo creo que es muy bueno para el seleccionado argentino que haya muchos jugadores, porque eso nos obliga a todos a estar al cien por cien todos los partidos”, analizó Messi.

La dupla que formaron Messi y Agüero da la sensación que puede llegar a dar que hablar, a pesar de que todavía no jugaron muchos partidos juntos.

“Con el ‘Kun’ nos llevamos muy bien fuera de la cancha y adentro no tuvimos la oportunidad de jugar mucho tiempo juntos, pero estoy seguro que de a poco nos vamos a ir entendiendo mejor”, aseveró.

“Como jugamos sin enganche entre nosotros intentamos intercambiar las posiciones, bajar un poco yo y otro él -por Agüero- y creo que lo hicimos bien”, agregó.

Esta victoria ante México quedará muy pronto en el olvido, teniendo en cuenta que se vienen los partidos con Ecuador y sobre todo con Brasil, pero la actuación de Messi en San Diego y el segundo gol del seleccionado argentino se recordarán por mucho tiempo.

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.